LÍNEAS

Caracterización y control de las alteraciones fisiológicas de los frutos

Las condiciones climáticas desarrollan procesos en los frutos que acaban provocando alteraciones y/o colapsos fisiológicos. Estos desórdenes pueden afectar a distintos tejidos, produciendo daños de diferente importancia económica, pero en todo caso, reducen su valor comercial.

En esta línea de investigación se estudian morfológica, histológica y fisiológicamente las alteraciones más importantes de las principales especies frutícolas cultivadas en España. El objetivo es su caracterización y la identificación de los principales factores exógenos y/o endógenos relacionados en el proceso, con el fin de establecer prácticas culturales capaces de prevenir y reducir su incidencia.

Control de la maduración de los frutos climatéricos y no climatéricos

En los mercados frutícolas, las primeras ventas poseen un valor añadido que les permite alcanzar precios muy superiores a la media de la campaña. En este sentido, disponer de técnicas que anticipen la maduración de los frutos permite, por un lado, adelantar la época de comercialización y, por otro, ordenar cronológicamente la campaña. En el caso de los frutos climatéricos, ello es posible con técnicas adecuadas a cada especie. En los frutos no climatéricos, por el contrario, el control de su maduración resulta más complicado.

En este aspecto, esta línea de investigación estudia los factores determinantes de la maduración de ambos tipos de frutos con el fin de, por una parte, conocer los mecanismos que la regulan y, por otra, poner a punto técnicas que le permitan al agricultor anticipar la recolección de sus cosechas.

Control del desarrollo de los frutos

Tras la fecundación o el estímulo partenocárpico del ovario, éste inicia su desarrollo mayoritariamente de su parte comestible hasta convertirse en fruto maduro. El desarrollo del fruto es consecuencia de la acumulación de metabolitos, que puede ser limitada por la incapacidad del propio fruto para acumularlos (capacidad sumidero) o por la falta de disponibilidad en la planta.

El contenido endógeno hormonal a través del cual algunas sustancias ejercen su acción sobre la expresión de los genes, la actividad de los enzimas y la funcionalidad de las membranas que regulan el desarrollo del fruto, se estudian con detalle. El objetivo es desarrollar técnicas agronómicas útiles capaces de aumentar el cuajado y tamaño final de los frutos.

La floración en los cítricos. Control de la alternancia de cosechas

En los cítricos, el control que el fruto ejerce sobre la floración puede llegar, en algunas especies y variedades, a reducirla drásticamente. En este caso, la ausencia de flores impide la obtención de cosecha y la consiguiente ausencia de frutos permite floraciones abundantes, iniciándose ciclos de alta y baja producción que condicionan la rentabilidad del cultivo.

Con el fin de conocer los mecanismos que regulan este proceso, esta línea de investigación estudia los factores endógenos de la planta (hormonales, nutricionales y genéticos) determinantes de la floración en los cítricos, con el fin de establecer técnicas agronómicas eficaces para corregirla.

La floración en las Rosáceas

Las especies frutícolas de la familia de las Rosáceas (manzano, peral, melocotonero, níspero, etc.) diferencian sus yemas durante el verano, después de un periodo de ralentización del crecimiento vegetativo ligado a las altas temperaturas que se conoce como reposo estival. El objetivo de esta línea de investigación es estudiar la influencia de la parada estival en la diferenciación floral de este conjunto de especies, utilizando el níspero japonés como modelo.

CITRICULTURA Y FRUTICULTURA